¿Tiene usted alguna pregunta técnica acerca de un producto o alguna aplicación?

"Nosotros tenemos la solución a su problema"

(0181)8196-9696

 

Según su forma de producción, los compresores de aire se clasifican en compresores de aire dinámicos, que incorporan elementos giratorios aportando energía cinética al aire y se caracterizan por producir un movimiento de aire continuo; y los compresores de aire de desplazamiento positivo, que aumentan la presión al reducir el volumen, a veces con pistones, tornillos o compartimentos plásticos, y que pueden ser alternativos y rotativos.

Los compresores de aire, por si mismos no sirven para hacer funcionar una instalación si no vienen acompañados de una serie de dispositivos. Los dispositivos de arranque tratan de evitar que un motor demande más energía de la que normalmente consume durante el encendido.

Los dispositivos de regulación son las válvulas que facilitan o impiden el paso del aire a los pistones. Este sistema se utiliza para que el motor no trabaje de forma continua cuando no se le requiere. Y los dispositivos de refrigeración reducen el trabajo de la compresión, condensando el agua de entrada al circuito, sin oxidar la maquinaria.

Entre los accesorios necesarios que utilizan los compresores de aire, el más importante es el calderón, depósito donde se almacena el aire comprimido. Su finalidad es regular la salida de aire comprimido, condensar el agua y regular el rendimiento compensando las variaciones en la toma del aire.

Otro de los accesorios que los compresores de aire deben tener es el filtro, de tal manera que en la producción no se introduzcan impurezas.

Cuando los compresores de aire trabajan con el principio de desplazamiento, la compresión se obtiene por la admisión de aire a un recinto hermético, donde se reduce luego el volumen. Mientras que con los compresores de aire que trabajan según el principio de la dinámica de los fluidos, el aire es aspirado por un lado y comprimido como consecuencia de la aceleración de la masa (turbina).

Otros tipos de compresores de aire son los de émbolo, con los que el aire es comprimido por la continua reducción del volumen en un recinto hermético. Una subclase de este tipo de compresores es el de membrana, con la que el aire no entra en contacto con las piezas móviles y por tanto el aire comprimido esta exento de aceite, con un grado de pureza que lo hace aplicable en las industrias alimentaria, farmacéutica, química y de hospitales.

Existen diversos tipos de compresores de aire en el mercado. La empresa mexicana Graco ofrece en su catálogo: compresores centrífugos o turbocompresores, reciprocantes, de tornillo y portátiles. Todo enfocado a las necesidades de aire comprimido de las empresas.

Sitio diseñado por: SysOp